Socialización en la familia

La familia como agente de socialización pdf

La socialización también ayuda a garantizar que los miembros de una sociedad conozcan y comprendan las normas que se espera que sigan, para que puedan funcionar eficazmente en la sociedad o dentro de un grupo determinado (Ochs, 1999).

Las normas son las reglas que dictan cómo se espera que las personas se comporten en una situación determinada. Las costumbres, por su parte, son las prácticas tradicionales de una cultura, como sus valores, creencias y rituales (Ochs, 1999).

El control social es el proceso por el que una sociedad intenta garantizar que sus miembros se comporten de forma aceptable. Puede hacerse mediante castigos, recompensas o simplemente enseñando a la gente lo que se espera de ella. En algunos casos, el control social es necesario para mantener el orden y evitar el caos.

Normalmente nos referimos a las personas responsables de nuestra socialización como agentes de socialización y, por extensión, también podemos hablar de agencias de socialización (como nuestra familia, el sistema educativo, los medios de comunicación, etc.).

Es a través de la familia que las personas aprenden sobre la cultura y cómo comportarse de manera aceptable para la sociedad. Las familias también enseñan a las personas el lenguaje y la comunicación, cómo relacionarse con los demás y cómo funciona el mundo.

¿Cuál es el papel de la socialización en una familia?

La función de la socialización es familiarizar a los individuos con las normas de un determinado grupo social o sociedad. Prepara a los individuos para participar en un grupo ilustrando las expectativas de ese grupo. La socialización es muy importante para los niños, que comienzan el proceso en casa con la familia y lo continúan en la escuela.

  Familias famosas del cine

¿Cuál es un ejemplo de socialización familiar?

Relacionarse con los amigos y la familia, obedecer las normas, ser recompensado por hacer las tareas y aprender a comportarse en los lugares públicos son ejemplos de socialización que permiten a una persona funcionar dentro de su cultura.

¿Qué es la socialización de los miembros de la familia?

La socialización de los miembros de la familia es la función familiar central. La responsabilidad de socialización de los padres se amplía constantemente. Por ejemplo, los padres están ansiosos por ver a sus hijos pequeños con conocimientos de informática. Los padres ayudan a sus hijos pequeños a seguir adelante.

Socialización primaria

Respuestas>Sociología>GCSE>Artículo¿Por qué las familias son agentes importantes de socialización?Las familias se consideran los agentes más importantes de la socialización primaria.    Los niños suelen depender en gran medida de sus familias para satisfacer sus necesidades básicas (alimentación, limpieza, etc.).

Las familias suelen ser las primeras personas que enseñan a los niños sus normas, valores y creencias.    Los padres lo hacen a través de la comunicación verbal y no verbal.    Las familias ayudan a desarrollar niveles de confianza, independencia, iniciativa (por ejemplo, demostrando cómo manejar situaciones sociales), sentido de la competencia y ambición (por ejemplo, empujando a su hijo en el deporte o en los estudios) y también les ayudan a tomar decisiones sobre quién es uno.

Los sociólogos funcionalistas creen que la familia es una institución de socialización especialmente importante, ya que es la que desempeña las funciones cruciales de socialización de los jóvenes y satisface las necesidades emocionales de sus miembros.    Según los sociólogos funcionalistas, las familias estables sustentan el orden social y la estabilidad económica.

  La familia de las cuerdas

Ensayo sobre el papel de la familia en la socialización

La socialización es la manera de interiorizar las normas e ideas de una sociedad, y ayuda a mantener la continuidad social y cultural. Es la forma en que los niños aprenden y comienzan a entender el mundo en el que viven. Se desarrolla a medida que los niños interactúan con diversas “agencias” en sus vidas. A continuación se exponen algunos de los agentes de socialización más importantes.

La familia es el primer y más importante agente de socialización. Las madres y los padres, los hermanos y los abuelos, así como los miembros de la familia ampliada, enseñan al niño lo que necesita saber. Por ejemplo, le enseñan a utilizar objetos (como ropa, ordenadores, utensilios para comer, libros, bicicletas); a relacionarse con los demás (algunos como “familia”, otros como “amigos”, otros como “extraños” o “profesores” o “vecinos”); y a saber cómo funciona el mundo (qué es “real” y qué es “imaginario”). Como sabrás, ya sea por tu propia experiencia como niño o por tu papel en la crianza de uno, la socialización incluye la enseñanza y el aprendizaje de un sinfín de objetos e ideas.

La familia como agente de socialización

Talcott Parsons teorizó que la familia es una de las instituciones más importantes durante la socialización primaria y que, además de proporcionar lo esencial, como refugio, comida y seguridad, enseña al niño una serie de normas culturales y sociales que le guían por la vida a medida que madura. Sin embargo, es igual de importante que el niño sea capaz de interiorizar estas normas y reglas en lugar de sólo aprenderlas, ya que de lo contrario no podría participar con éxito en su cultura o sociedad más adelante. Según la teoría de Parsons, la socialización primaria prepara a los niños para los distintos roles que asumen como adultos, y también tiene una gran influencia en la personalidad y el estado emocional del niño.Si nos saltamos o intentamos no centrarnos en la socialización primaria, las normas de la sociedad no serán conocidas por el niño[4].

  Las 5 familias de la mafia

El médico y creador del psicoanálisis, Sigmund Freud, ideó una teoría del desarrollo de la personalidad que afirma que los instintos biológicos y las influencias de la sociedad conforman la forma en que la persona se convierte en adulto[5]. Freud afirmó que la mente está formada por tres componentes: el id, el superego y el ego. Estas tres partes deben trabajar juntas en equilibrio para que un individuo pueda interactuar con éxito y formar parte de la sociedad. Si alguna de estas partes de la mente supera a las demás o se vuelve más dominante, el individuo se enfrentará a problemas sociales y personales[5] De los tres componentes, Freud afirma que el id se forma primero; el id hace que una persona actúe estrictamente por su placer. La mente de un recién nacido sólo contiene el id, ya que todo lo que pide son deseos físicos. El superego se desarrolla a medida que el individuo entra en la infancia y se describe como el desarrollo de la conciencia. El individuo se da cuenta de que hay normas sociales que seguir y se ajusta a ellas. Por último, el ego se desarrolla al final de la adolescencia y en la edad adulta y es la parte de la mente que resuelve los conflictos entre el id y el superego. El ego ayuda a la persona a tomar decisiones racionales que cumplan con las normas de la sociedad[5].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad