Donde se encuentra el tejido esponjoso

Cómo aumentar el tejido esponjoso

¡El punto sigue en pie! Tu esqueleto es una estructura increíble. Da forma a tu cuerpo, protege los órganos vitales y está vivo. Así es. Cuando piensas en el esqueleto, ¿qué te viene a la mente? Huesos duros y secos, ¿verdad? Puedes agradecérselo al acondicionamiento artístico del jardín de infancia. La cuestión es que los huesos pueden ser duros por fuera, pero por dentro son una mezcla de vasos, nervios y otras cosas. Puede que te sorprenda este artículo.

El hueso compacto es el tejido óseo denso que se encuentra en el exterior de un hueso. Básicamente, en el jardín de infancia, cuando dibujabas esqueletos, dibujabas hueso compacto. El hueso compacto está cerrado, excepto donde está cubierto por el cartílago articular, y está cubierto por el periostio. El periostio es una gruesa membrana fibrosa que cubre toda la superficie del hueso y sirve de fijación para los músculos y los tendones. Los vasos pasan del periostio a través de poros al hueso compacto y recorren los canales que se encuentran en todo el tejido.

“Esponjoso” suena muy negativo, ¿verdad? El hueso esponjoso se encuentra en el interior del hueso y está formado por fibras delgadas y láminas -capas de tejido óseo- que se unen para formar una estructura reticular. El hueso esponjoso está provisto de menos vasos y más grandes que el hueso compacto. Estos vasos perforan la capa compacta exterior y se distribuyen en la parte esponjosa del hueso, que está llena de médula. La médula ósea es un tejido que se encuentra en los huesos largos, como el fémur, y que contiene células madre.

¿Dónde se encuentra el hueso esponjoso en un hueso?

El hueso esponjoso se encuentra en el interior de un hueso y está formado por fibras delgadas y láminas -capas de tejido óseo- que se unen para formar una estructura reticular. El hueso esponjoso está provisto de menos vasos y más grandes que el hueso compacto.

  Mejor crema para dolor cervical

¿Por qué el hueso esponjoso se encuentra donde está?

El hueso esponjoso proporciona equilibrio al hueso compacto, denso y pesado, aligerando los huesos para que los músculos puedan moverlos más fácilmente. Además, los espacios de algunos huesos esponjosos contienen médula ósea roja, protegida por las trabéculas, donde se produce la hematopoyesis.

¿Dónde se encuentra el hueso esponjoso y el compacto?

El hueso esponjoso y el hueso compacto constituyen los huesos largos del esqueleto humano. Los huesos largos son más largos que anchos, como la tibia y el fémur.

Qué es el tejido esponjoso en el ser humano

¿Reconoce el alimento de la parte superior izquierda de la figura 11.4.1? Es tuétano de hueso asado, todavía dentro de los huesos, y se considera un manjar en algunas cocinas. El tuétano es un tipo de tejido que se encuentra en el interior de muchos huesos de animales, incluido el nuestro. Es un tejido blando que, en los adultos, puede ser mayoritariamente grasa. Aprenderás más sobre la médula ósea y otros tejidos que componen los huesos cuando leas esta sección.

Los huesos son órganos formados principalmente por tejido óseo, también llamado tejido óseo.  El tejido óseo es un tipo de tejido conectivo formado principalmente por una matriz de colágeno que está mineralizada con cristales de calcio y fósforo. La combinación de colágeno flexible y cristales minerales duros hace que el tejido óseo sea duro, sin que sea frágil.

Los dos tipos diferentes de tejido óseo son el tejido óseo compacto (también llamado hueso duro o cortical) y el tejido óseo esponjoso (también llamado hueso esponjoso o trabecular). Ambos se muestran en los diagramas de un hueso típico en las figuras 11.4.2 y 11.4.3.

El tejido óseo compacto forma la capa exterior extremadamente dura de los huesos. El tejido óseo compacto da al hueso su aspecto liso, denso y sólido. Representa aproximadamente el 80% de la masa ósea total del esqueleto adulto. El tejido óseo esponjoso rellena parte o la totalidad del interior de muchos huesos. Como su nombre indica, el hueso esponjoso es poroso como una esponja y contiene una red irregular de espacios, como se muestra en las figuras 11.4.4 y 11.4.5. Esto hace que el hueso esponjoso sea mucho menos denso que el hueso compacto. El hueso esponjoso tiene una mayor superficie que el hueso compacto, pero sólo constituye el 20% de la masa ósea.

  Para que sirve el decapante en soldadura

Tejido esponjoso en el hueso

El punto sigue en pie. Tu esqueleto es una estructura increíble. Da forma a tu cuerpo, protege los órganos vitales y está vivo. Así es. Cuando piensas en el esqueleto, ¿qué te viene a la mente? Huesos duros y secos, ¿verdad? Puedes agradecérselo al acondicionamiento artístico del jardín de infancia. La cuestión es que los huesos pueden ser duros por fuera, pero por dentro son una mezcla de vasos, nervios y otras cosas. Puede que te sorprenda este artículo.

El hueso compacto es el tejido óseo denso que se encuentra en el exterior de un hueso. Básicamente, en el jardín de infancia, cuando dibujabas esqueletos, dibujabas hueso compacto. El hueso compacto está cerrado, excepto donde está cubierto por el cartílago articular, y está cubierto por el periostio. El periostio es una gruesa membrana fibrosa que cubre toda la superficie del hueso y sirve de fijación para los músculos y los tendones. Los vasos pasan del periostio a través de poros al hueso compacto y recorren los canales que se encuentran en todo el tejido.

“Esponjoso” suena muy negativo, ¿verdad? El hueso esponjoso se encuentra en el interior del hueso y está formado por fibras delgadas y láminas -capas de tejido óseo- que se unen para formar una estructura reticular. El hueso esponjoso está provisto de menos vasos y más grandes que el hueso compacto. Estos vasos perforan la capa compacta exterior y se distribuyen en la parte esponjosa del hueso, que está llena de médula. La médula ósea es un tejido que se encuentra en los huesos largos, como el fémur, y que contiene células madre.

  Mejores leñas para asado

Función del tejido esponjoso

Definición y función del tejido óseoCaminar, correr, saltar e incluso sentarse sólo es posible gracias a la estructura y la fuerza que proporciona el tejido óseo. El tejido óseo es uno de los más resistentes del cuerpo y, como tal, desempeña un papel importante en el soporte de otros tejidos, la protección de los frágiles órganos internos frente a los daños y la facilitación del movimiento. Sin embargo, el tejido óseo no es sólo un material inerte. Contiene células vivas que trabajan constantemente para remodelar y reparar los daños del tejido. También está lleno de médula ósea, que desempeña un papel importante en la producción de células sanguíneas y otros tipos de células madre.

Hueso compactoEn contraste con el hueso esponjoso, el hueso compacto, también conocido como hueso cortical, es muy denso. El hueso compacto es mucho más fuerte, rígido y pesado que el hueso esponjoso, y se encuentra en los ejes de los huesos largos, como los de los brazos y las piernas. Estos huesos experimentan una gran tensión mecánica, por lo que deben ser muy fuertes. En estos huesos largos también hay una cavidad central que está llena de médula ósea. Además de encontrarse en los huesos largos, también hay una fina capa de hueso compacto que cubre las zonas de hueso esponjoso. Esto proporciona una fuerza adicional y protege el hueso esponjoso más frágil de los daños.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad